Gestación subrogada Ucrania: legalidad

Miles de matrimonios que no pueden tener hijos dependen de la gestación subrogada, y la posibilidad de utilizar los servicios de una madre sustituta es muy importante para estas parejas.

La maternidad subrogada es un tipo de tecnología de reproducción asistida (TRA), en la que una mujer (la gestante) acepta voluntariamente quedar embarazada para dar a luz a un niño que corresponde biológicamente a otras personas, que serían los padres genéticos o intencionales. La gestante y los padres intencionales no tienen ningún tipo de vinculación entre ellos.

Gestación subrogada comercial

La mayoría de los países del mundo prohiben la gestación subrogada, y por tanto esta práctica no es posible realizarla en países como España, Italia o Francia, mientras que en los Países Bajos, Grecia, Canadá o Australia se permite la gestación subrogada no comercial o altruista. En países como Tailandia o La India en los últimos años también ha sido prohibida la gestación subrogada comercial. 

La maternidad subrogada comercial se permite oficialmente en Ucrania desde 1997, país en el cual existe una legislación explícita al respecto.

Regulación y legislación en Ucrania

La gestación subrogada está reconocida y permitida en Ucrania a nivel legislativo a través del artículo 123 del Código de Familia

Ucrania ha determinado legislativamente que los cónyuges sean reconocidos como padres de un hijo nacido de la madre subrogada. Esta disposición protege los derechos de los cónyuges y del menor, minimizando los riesgos de abusos por parte de la gestante. 

Por ejemplo en países como Rusia, al contrario que en Ucrania, la gestante sí tiene derechos sobre el recién nacido, y es por ello que se desaconseja Rusia para realizar un proceso de subrogación. En Rusia hasta que la gestante no entregue al niño, los padres intencionales no podrán legitimar su relación familiar con él, problema que no existe en Ucrania. 

Conclusión.

Para muchas familias de todo el mundo, la subrogación es la última esperanza para el nacimiento de un hijo y la felicidad de la paternidad. El hecho de que hoy Ucrania permita programas de gestación subrogada, ofrezca servicios médicos de calidad a un precio razonable y tenga una legislación favorable para los padres biológicos, debería convertirse en un motor para un mayor desarrollo de esta área en nuestro país.

Deja un comentario